sábado, 22 de mayo de 2010

Nag

Tengo que reconocer que a Nagendra lo tengo bastante abandonado.

Con todo esto de que igual le cambiaba de cuerpo (por uno de AOD más alto y más cuadraete) y que además no tengo MSC no le estoy haciendo los tatuajes que debería llevar, le ha robado los pantalones del conjunto de la guardia suiza con el que llegó Bastián y sigue prácticamente igual que cuando llegó la casa.

La peluca ya he desistido de cambiársela. Ésta es tan bonita y suave y quedó tan bien cortada (era hasta los pies pero se enredaba con mirarla) que no quiero deshacerme de ella a pesar de que tal vez a Nag le quede mejor algo sin ese flequillo largui-corto que lleva. Pero de todas maneras le veo guapo así.

Después de ajustar varias veces y hacer pruebas con la cadenita la he cosido a la peluca y creo que me ha quedado demasiado hacia atrás y no me convence del todo, pero así se va a quedar de momento.

Y realmente lo único que he hecho por costumizarle en los últimos tiempos es pintarle su punto hindú, que tardé unos 20 segundos y no me supuso mucho esfuerzo.

Vamos, que lo tengo abandonaíco perdío al pobre. Me ha dado penica y me lo he traído al ordenador para que me haga compañía por unos días y pillando la cámara por banda he comprobado que efectivamente, este molde me trae loca, es guapo hasta decir basta y me encanta todo de él.

Nag, no te hago mucho caso pero eres de mis preferidos. Te adoro, mi sinuosa serpiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario